Bonsai de la moringa

Bonsai de la moringa
3 (60%) 1 vote

Quizá te has preguntado si existe el bonsai de la moringa, para aclarar tus dudas hemos escrito este artículo con todo lo que necesitas saber. La moringa, moringa oleífera o moringa de ben como también es conocida, es un árbol que proviene de la India, específicamente del norte. Ahora bien, el bonsai de la moringa es completamente posible, así que la respuesta a si se puede cultivar de esta manera es sí. El bonsai se trata de una técnica japonesa que consiste en el cultivo de plantas, árboles o arbustos pero reduciendo su tamaño a una maceta, esto se logra cortando los brotes y las raíces para evitar que alcancen su tamaño normal.

Poda del bonsai de la moringa
Bonsai de Moringa

Por lo tanto, tomando en cuenta lo que hemos descrito anteriormente, el bonsai de la moringa no será más que la misma especie cultivada bajo las técnicas y cuidados japoneses. Cabe destacar que este árbol es conocido por alcanzar un tamaño mayor a los 10 metros de altura, es por ello que este proceso es ideal para quienes quieren tenerla pero no tienen el espacio suficiente para dejar que la planta siga su crecimiento normal. Así que no hay de qué preocuparse en cualquier pequeño espacio podrás tener tu propia moringa y disfrutar de todos los beneficios del “árbol milagroso”.

Cultivo del bonsai de la moringa

Es importante saber que el primer paso para tener un bonsai de la moringa es cumplir con todas las condiciones necesarias para la técnica. La opción más recomendable por comodidad, es comprar una planta de moringa ya cultivada y solo encargarte de continuar manteniéndola en casa, de lo contrario puedes empezar desde cero y sembrar tu propio bonsai. Si este es tu caso, debes empezar por conseguir las semillas o el esqueje.

Poda del bonsai de la moringa

Tomando en cuenta que el bonsai se trata de una técnica que busca reducir el tamaño natural de la planta, uno de los aspectos más importantes es la poda, ya que mediante ella se puede controlan las dimensiones de crecimiento de la especie. Los especialistas en este proceso recomiendan que el árbol se pode en la temporada de invierno, y también se puede considerar los meses correspondientes al inicio de la primavera. Igualmente este tipo de plantas miniatura requiere especial atención durante todo el año, siempre que nazcan dos ramas a la misma altura del árbol se debe eliminar una. También se deben cortar todas las ramas que tengan giros o que no sean regulares. Al igual que cualquier rama que crezca por encima del tamaño que se ha estipulado para el bonsai de la moringa o que sean gruesas.

Alambrado del bonsai de la moringa

Parte del proceso de mantener una planta de moringa bajo las técnicas del bonsai es el alambrado, el cual es una herramienta que permitirá obtener excelentes resultados. Consiste en usar un alambre de aluminio que debe enrollarse con extremo cuidado y delicadeza en alrededor de las ramas para que mantengan la estructura deseada por medio del alambre, es decir, que este será como una especie de guía de crecimiento para la planta, así se mantendrá como queremos.

Cabe resaltar que en este proceso, a diferencia del recorte d la planta, el alambrado puede realizarse en cualquier mes del año. Aunque expertos continúan creyendo que en invierno es cuando las ramas están más flexibles y por ende son más moldeables, así que si quieres darle a tu bonsai los cuidados necesarios para que luzca hermosamente pequeño, no debes dejar pasar por alto esta temporada.

Riego del bonsai de la moringa

Es cualquier caso de cultivo de una planta con técnicas de reducción de tamaño, se debe moderar el riego, sin embargo, si se trata de moringa aún más, ya que esta especie no requiere mucha agua, de hecho se da en zonas desérticas. En este sentido, lo más importante es que esté en un lugar donde la alcancen los rayos del sol. Al ser un bonsai, lo lógico es que se encuentre en una maceta, por lo tanto se recomienda que las condiciones de drenaje sean adecuadas, para evitar que el exceso de agua perjudique la salud de las raíces de la planta. Estos consejos aplican para cualquier especie que se quiera cultivar como bonsai.

Periodo de crecimiento del bonsai de la moringa

Si quieres sembrar un bonsai de moringa, debes saber que la paciencia será tu mejor aliado, ya que los estudios sobre cultivos con estas técnicas indican que el proceso tarda entre 3 y 5 años aproximadamente para lograr modelar la planta al aspecto de un bonsai. Nos referimos a cuando el proceso se hace desde la adquisición de las semillas o el esqueje. Si esperar no es tu mejor cualidad puedes comprar uno ya listo y solo tendrás que continuar los cuidados para que la planta siga viva, pero esto suele ser algo costoso.

Recomendaciones

  • Cultiva el árbol de moringa en una maceta grande y deja que crezca por 1 o 2 años para que incremente el grosor de su tronco.
  • Recorta las raíces, de esta manera ayudarás a la planta a que se adecúe a su espacio reducido.
  • También puedes conseguir un árbol bonsai con otras especies vegetales.
  • Deja que el árbol crezca hasta el próximo invierno antes de podarlo o moldearlo, recuerda que esta siempre será la mejor época del año para darle los cuidados a tu pequeña planta.
  • Aunque requiera tiempo cuídalo, si ya lo cultivaste no lo dejes morir por ninguna razón.
  • Para el bonsai de la moringa lo mejor es que te enfoque en un estilo básico como el vertical formal o el vertical informal ya que se adaptan a la forma natural u original del árbol.
  • Aunque todo depende de cómo lo moldees el tamaño de los bonsai depende en gran medida del tamaño del árbol, como la moringa puede medir hasta 12 metros, es posible que lo mínimo que puedas conseguir de la moringa es entre 75 cm y 1 m.

Add a Comment

Guardar mi nombre, correo electrónico y sitio web en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad *