Jarabe de la moringa

Jarabe de la moringa
Califícanos

El provecho que se le puede sacar al denominado árbol de la vida quizás no haya sido descubierto en su totalidad ya que tiene una cantidad de usos tan diversos que es imposible conocerlos todos, como es el caso del jarabe de la moringa. Proveniente de la India y expandida su utilización en Asia, África y el resto del mundo, las presentaciones que ofrece esta planta milagrosa son tan numerosas como los beneficios comprobados que tiene en las personas que la consumen. Cápsulas, tés, cremas, polvos y hasta la propia semilla de la moringa es utilizada para combatir problemas de salud.

Para qué sirve el jarabe de la moringa
Jarabe de Moringa

La moringa oleifera, como es llamado debido a su capacidad de producir aceite, es un árbol que crece principalmente en zonas tropicales, semiáridas y sub tropicales. De allí que su presencia sea tan extendida en diversas regiones del planeta, donde ya sus habitantes son conscientes de todas las ventajas que tiene su uso. Esta planta recibe la denominación del “árbol de los milagros” debido a sus propiedades curativas, a la vez de que tiene un valor tradicional como pocas lo pueden ofrecer. Su uso es arraigado para evitar la desnutrición gracias a la cantidad de nutrientes tan variados que la componen.

Propiedades del jarabe de moringa

A continuación describiremos solo algunos de los beneficios multivitamínicos que ofrece el jarabe de la moringa a todas las personas que lo consumen. Hay que tener en cuenta que en términos generales es un producto bastante asequible por varias razones: proviene de la naturaleza, es fácil de cultivar en diversos ambientes, climas y suelos, además de que prácticamente no requiere de tratamientos especiales durante su crecimiento. El árbol puede llegar a medir entre seis y seis metros, mientras que sus frutos de color marrón alcanzan un tamaño promedio de 20 cm.

  • Contiene aproximadamente 47 antioxidantes naturales que ayudan a prevenir y luchar contra enfermedades que lamentablemente tienen cada vez mayor presencia en la sociedad como el cáncer, la diabetes o afecciones del corazón. En la mayoría de los casos de los casos causadas por una mala alimentación.
  • Según diversos estudios tiene 25 veces más hierro que las espinacas, por lo cual es un aliado natural contra los problemas de salud. Además de 17 veces más calcio que la leche, por lo que se convierte en la mejor solución para fortalecer los huesos. Y por si fuera poco, 10 veces más vitamina A que la zanahoria.
  • Sigamos con las propiedades del jarabe de la moringa en comparación a otros alimentos: 15 veces más potasio que los plátanos y cambures, 10 veces mayor cantidad de proteína que un yogurt, por lo cual mantiene sano a nuestro cerebro. De igual manera, contiene la mitad de vitamina C que es capaz de ofrecer una fruta cítrica como la naranja.
  • En resumidas cuentas, la moringa como suplemento alimenticio es una de las más grandes bondades que le ofrece la naturaleza al ser humano para el cuidado de la salud. Por esa razón ya no es solo una opción alternativa para la medicina tradicional, sino que cada vez tiene mayores voces de especialistas en esta rama que la recomiendan.

Para qué sirve el jarabe de la moringa

Está claro que siempre se ha dicho que los productos lácteos son beneficiosos para evitar problemas en los huesos debido a sus propiedades de calcio. Sin embargo, la mayoría de ellos contienen grasas malas que son contraproducentes para el corazón y otros órganos. Es así como el jarabe de la moringa se posiciona como una alternativa más saludable debido a que como ya hemos explicado que tiene una mayor cantidad de calcio pero sin ese componente lácteo que puede causar efectos adversos. Solo 100 gr de la hoja de moringa se traduce en un total de 500 miligramos de calcio y hasta 30 miligramos de magnesio.

Ahora bien, si llevas un estilo de vida vegano, no cabe dudas que la moringa caerá como anillo al dedo en tu alimentación. No hay registro de un árbol con mayor contenido nutritivo que este, todas las propiedades que contiene son capaces de sustituir de una manera mucho más completa y sobre todo sana a los alimentos tradicionales como carnes, lácteos y demás grasas que hacen daño al organismo. En tal sentido, hay que aclarar que en ningún momento la moringa debe ser considerada como un medicamento, sino más bien como un suplente sumamente efectivo.

Beneficios del jarabe de la moringa

Repasemos algunos beneficios adicionales que se pueden obtener con el consumo del jarabe de la moringa, los cuales actúan como un “plus” a los que ya hemos mencionado en el presente artículo. Como ya hemos dicho, sus ventajas y usos son tan diversos que resulta prácticamente imposible incluirlos todos en un solo texto. Por algo se le considera el árbol de la vida en muchas partes del mundo.

  • Funciona para bajar de peso: Si se consume con frecuencia, debido a su alto nivel nutricional crea una sensación de saciedad alimenticia. Por lo cual disminuye la probabilidad de consumir alimentos en exceso y por lo tanto, desarrollar sobrepeso.
  • Cuidado de la piel: El aceite de la moringa tiene unos componentes que relajan y rejuvenecen la piel. Es por ello que cada vez son más las empresas de productos cosméticos que utilizan a esta planta para desarrollar sus distintas presentaciones. Su utilización comercial se incrementa con el paso del tiempo por estas razones.
  • Efecto general en el organismo: El consumo de las hojas de la moringa se asocia con la disminución de la presión arterial, el aumento del deseo sexual, la mejora de la digestión y hasta como aliado para relajar los sentidos y mejorar el humor en las personas. Básicamente no hay ningún efecto contraproducente en la moringa, siempre y cuando se utilice su dosis correcta. De igual forma, hay que evitar tomar su raíz y el tallo, porque se podría correr el riesgo de consumir algún elemento tóxico que cause un daño sobre todo estomacal. Por todo lo demás, la moringa en todas sus presentaciones está totalmente recomendada.

Deja un comentario

Guardar mi nombre, correo electrónico y sitio web en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.

Acepto la Política de Privacidad *