Moringa para la diabetes

Moringa para la diabetes
Califícanos

Tal vez has escuchado hablar sobre la moringa para la diabetes, y sí, la moringa es una planta medicinal que ayuda a mejorar no solo la diabetes sino cientos de enfermedades y afecciones. Este milagroso árbol contiene propiedades hipoglucemiantes muy poderosas, lo que permite reducir los altos niveles de azúcar en la sangre.

¿Cómo tomar la moringa para la diabetes?
Moringa para la diabetes

Además ayuda a normalizar el adecuado funcionamiento del páncreas, así como muchos otros beneficios que le aporta al organismo en general y lo más importante es que es un tratamiento completamente natural. Sin embargo, recuerda que antes de empezar a consumir cualquier alimento irregular o usar algún nuevo método por más natural que sea, debes consultar a un especialista. En el caso de tratamientos que incluyan plantas medicinales, puedes acudir a un fitoterapeuta.

Propiedades de la moringa para la diabetes

La moringa es un árbol proveniente del norte de la India, sus hojas son utilizadas de forma medicinal a causa de sus propiedades curativas. El “mejor amigo de mamá” como es conocido en algunas zonas, posee gran valor nutricional gracias a las vitaminas, minerales y aminoácidos que contiene. De igual manera, es rico en antioxidantes que favorecen al cuerpo humano, actuando para regular el colesterol, cicatrizar heridas y proteger o regenerar los tejidos, así como aliviar dolores y desinflamar, mejorar el sistema digestivo, tratar la hipertensión, cuidar el hígado, detener la propagación de células cancerígenas y fortalecer el sistema inmune.

Aunado a todos los beneficios mencionados para la salud, la moringa es una de las mejores especies vegetales para tratar la diabetes de modo natural. Ya conocidas algunas de las enfermedades que cura la moringa, vamos a hablar de las ventajas de esta planta para controlar estos desniveles de azúcar en el organismo.

  • Realiza una acción hipoglucémica, ya que ayuda a disminuir la cantidad de azúcar en la sangre.
  • Estabiliza los niveles de glucosa.
  • Regulariza el correcto funcionamiento del páncreas y contribuye a que se genere la insulina necesaria para el cuerpo humano.
  • Beneficia la pérdida de peso.

¿Cómo tomar la moringa para la diabetes?

Hay distintas formas de tomar la moringa para la diabetes, aunque todas son muy efectivas, así que debes decidir por la opción que más te guste o en la forma que puedas conseguirla.

  • Té de moringa para la diabetes

Una de las formas de consumir la moringa es en infusiones, de hecho, es una de las más usadas, por la cantidad de nutrientes que se encuentran en las hojas frescas y lo tradicional de tomar té. Para prepararlo sigue estos sencillos pasos:

Paso 1: En una olla, vierte una taza de agua y ponla a hervir, apaga la hornilla y agrega al agua caliente una pequeña cucharada de hojas de moringa.

Paso 2: Deja reposar entre 5 y 10 minutos, retira las hojas y sirve para tomar.

Paso 3: No agregues azúcar, en tal caso añade unas hojas naturales de stevia para endulzar, de lo contrario tómalo sin nada. Es importante que no coloques a hervir las hojas de moringa, debes agregarlas únicamente después que apagues el fuego porque si no pierden sus propiedades nutricionales y medicinales.

  • Polvo de moringa para la diabetes

Otra de las formas en las que puedes tomar moringa para la diabetes es en polvo, este lo puedes encontrar en herbolarios, aunque también puedes obtenerlo tú mismo dejando secar las hojas y moliéndolas. El polvo de moringa lo puedes mezclar con cualquier bebida o comida, como batidos o sopas. Lo más adecuado es que la dosis sea impuesta por tu médico ya que todos los cuerpos son diferentes, pero vamos a mencionarte las dosis que generalmente se usa que es de un gramo de polvo por día, al menos la primera semana. Lo más aconsejable es que la ingieras en el desayuno, acompañada de alimentos o bebidas para evitar efectos adversos. Si transcurre la primera semana sin complicaciones puedes aumentar la dosis a 3 gramos diarios que equivalen a media cucharadita.

  • Moringa en cápsulas para la diabetes

La moringa también viene en su presentación en cápsulas, que puedes conseguir en herbolarios como todos sus derivados, sin embargo, pocos venden variedad y depende mucho del país. Pero no te preocupes porque en plataformas online como Amazon podrás encontrar todas sus presentaciones y de diversas marcas, para que puedas comparar calidad y precio. Asimismo, en cada producto están las opiniones de personas que ya lo han comprado, así estarás más seguro de cuál es el mejor para ti.

  • Moringa fresca para diabetes

Cuando hablamos de moringa fresca nos referimos a sus hojas, en este punto es donde mayor cantidad de nutrientes se pueden aprovechar. Para consumirla puedes agregarlas a tus comidas, como ensaladas o comerlas como espinacas. Como esta planta se da en cualquier tipo de suelo podrías comprar unas semillas de moringa y sembrarlas en tu jardín, de esta manera tendrás hojas frescas cada vez que te apetezca. A pesar de que no hemos mencionado todas sus partes, hay que resaltar que el resto de ellas también son comestibles, como los frutos o las raíces.

Contraindicaciones de la moringa para la diabetes

Antes de consumir cualquier producto, lo más elemental es conocer cuáles son los efectos adversos o en que caso no se debe tomar. Aunque la moringa contiene innumerables beneficios no es la excepción, debes informarte bien y saber que no es recomendable en los siguientes casos:

  • Mujeres embarazas, a pesar de que no hay estudios que le impidan a la mujer consumir moringa en el periodo de gestación, se cree que esta planta le hace daño al feto, impidiendo su crecimiento.
  • Mujeres en periodo de lactancia, como bien sabemos todo lo que las mujeres consumen se transmite al bebé a través de la leche, por lo tanto, se recomienda evitarla.
  • Personas que estén tomando medicamentos para la coagulación sanguínea.
  • Personas que estén tomando o hayan tomado recientemente somníferos (medicamentos para dormir).
  • Del mismo modo, es esencial tener presente que el uso excesivo de esta planta puede afectar el hígado a largo plazo y producir efectos secundarios como acidez estomacal, diarrea o náuseas.

Deja un comentario

Guardar mi nombre, correo electrónico y sitio web en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.

Acepto la Política de Privacidad *