Vitaminas de la moringa

Vitaminas de la moringa
Califícanos

Las vitaminas de la moringa son numerosas, por eso se le atribuye un gran potencial como nutriente y medicina natural, que ya ha sido comprobado por muchos años. Cada una de las partes de la planta (hojas, raíz, frutos, corteza, flores, vainas, semillas y aceite de las semillas), son comestibles y se han utilizado para curar y prevenir hasta 300 afecciones. Las vainas verdes de la moringa, se comen cocidas, de hecho son muy similares a las judías verdes, son perfectas para mezclar con ensaladas. Las semillas solo de deben colocar en agua hirviendo con una pizca de sal, ellas se abrirán y saldrá la semilla y listo, ya las puedes consumir. Además las hojas de moringa se pueden comer crudas o cocidas en cualquiera de tus platos favoritos.

Beneficios de la moringa
Vitaminas de Moringa

Además, las flores también son comestibles, sirven para ensaladas o para preparar un delicioso omelette, en ellas podemos conseguir una gran cantidad de vitaminas, minerales, proteínas y aminoácidos. Y finalmente las raíces de la moringa que son gruesas y muy parecidas a la zanahoria. La moringa es un árbol originario de la India, que puede llegar a medir hasta 10 metros de altura, en la actualidad se conoce como el alimento con mayor cantidad de vitaminas y otros nutrientes que existe. Ahora bien, conozcamos cuales son las vitaminas de la moringa y en que favorecen cada una a nuestro organismo.

¿Qué vitaminas y minerales están presentes en la moringa?

Consumir moringa regularmente aporta todas las vitaminas necesarias para el ser humano. Tomando en cuenta todos los beneficios que ofrece un mismo árbol, se le ha otorgado el nombre “árbol milagroso”, “árbol de la vida” y “el mejor amigo de mamá”. La moringa es una de las fuentes más ricas en antioxidantes, estos cancelan el efecto de los radicales libres (causantes del cáncer) y demoran el proceso de envejecimiento.

Vitamina A

  • Estimula la producción de células blancas en el organismo: Esto beneficia al sistema inmune, debido a que los glóbulos blancos se encargan de la protección en contra de las infecciones. En consecuencia, incrementa las defensas evitando infecciones intestinales, de las vías respiratorias, urinarias, entre otras.
  • Juega un papel de suma importancia en el crecimiento del tejido óseo: Permite mantener la salud de los huesos sanos, contribuye en la regeneración de tejido en el proceso donde se desprende del esqueleto y se sustituye por nuevo tejido.
  • Es un excelente antioxidante: Lo que se traduce a que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, al neutralizar a los radicales libres que solo dañan las células. De la misma manera, mantiene la piel hidratada y sana afecciones como el acné. También contribuye en el proceso de renovación de piel.

Vitamina B

  • Es vital en la formación de sangre y mejora la circulación: También es capaz de metabolizar de la mejor manera los carbohidratos. Previene la depresión, promueve nervios sanos y fortalece la función cardiovascular.
  • Ayuda al organismo a procesar el oxígeno: Contribuye en la formación de glóbulos rojos, metaboliza los ácidos grasos, carbohidratos y aminoácidos, además de prevenir cataratas y migrañas.
  • La vitamina de la belleza: Promueve la salud de las uñas y el cabello, así como ayuda a sanar la dermatitis escamosa.

Vitamina C

  • Construcción de tejidos: Es necesaria para que nuestro cuerpo pueda crear colágeno, es decir, que la vitamina de la moringa, es parte de la construcción de nuestro cuerpo. Asimismo, contribuye en la cicatrización de heridas, la recuperación de fracturas, le prevención de la artritis y de las arrugas.
  • El sistema inmunológico: La vitamina C va de la mano de la con las células inmunitarias, ya que aumenta la producción de anticuerpos y las protege de la oxidación. También regula la respuesta inflamatoria, es eficaz contra resfriados e infecciones respiratorias, agiliza el proceso de recuperación tras enfermedades y protege de la neumonía.
  • Los radicales libres: Evita el envejecimiento prematuro de nuestro organismo, nos mantiene jóvenes y evita la oxidación tanto de las grasas como de otras vitaminas.

Vitamina D

  • Ayuda a fortalecer los huesos: Una de las mayores funciones de la vitamina D es contribuir a la correcta absorción del calcio. De hecho, las personas que carecen de ella, empiezan a sufrir enfermedades como la osteoporosis.
  • Previene la aparición de algunos tipos de cáncer: La cantidad adecuada de vitamina D en el organismo ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer de colon.
  • Protege el corazón: Reduce la presión arterial de forma bastante significativa, por lo tanto evita infartos.

Vitamina E

  • Mejora el rendimiento físico: Una de las principales cualidades de la moringa es la energía que aporta tanto en jóvenes como en adultos, esto se debe a la presencia de la vitamina E.
  • Favorece la fertilidad masculina: Se encarga de proteger e incrementar las células del aparato reproductor masculino.
  • Disminuye considerablemente enfermedades: Algunas de las enfermedades que podrás evitar son la artritis reumática, degeneración macular, problemas del corazón, demencia y lesiones como las quemaduras de sol.

Vitamina K

  • Protege el corazón: La vitamina K evita el endurecimiento de las arterias, previniendo así la enfermedad cardiovascular.
  • Ayuda a prevenir la osteoporosis: Esto es debido a que permite la absorción correcta del calcio, logrando que los huesos se mantengan sanos y fuertes y previniendo cualquier enfermedad relacionada con la afectación de ellos.
  • Ayuda a prevenir el cáncer: Especialmente cuando se trata de cáncer de pulmón, hígado o próstata.

Estas son simplemente algunos de los beneficios de estas vitaminas ya que cuentan con muchos otros que puedes investigar más a fondo. Igualmente las vitaminas de la moringa no se limitan a las más conocidas como las que hemos mencionado, cuenta con muchísimas más, entre ellas el ácido fólico y biotina o vitamina H que se encargan la creación de hemoglobina, transformar la glucosa en energía, mantener saludables los tejidos de la piel, al igual que las uñas y el cabello. Imagínate todos los beneficios que puedes encontrar en esta planta que está repleta de nutrientes que van mucho más allá de estos, incluye este superalimento a tu dieta y no te pierdas de empezar una vida más saludable que nunca.

Add a Comment

Guardar mi nombre, correo electrónico y sitio web en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad *